Con la llegada del buen tiempo todos nos preocupamos más por el aspecto físico. Es muy común que, acercándose estas fechas, acudan a nuestra consulta muchas personas que no están conformes con el aspecto de sus brazos. 

Los brazos son una de las zonas más castigadas del cuerpo con el paso del tiempo, sobre todo cuando tienes más de 50 años. Las principales causas que hacen que luzcan un aspecto flácido y caído es la disminución de la producción de colágeno que provoca la pérdida de elasticidad y firmeza de la piel.

Con la edad hemos tenido cambios de peso mas frecuentes: la piel sufre en repetidas ocasiones lo que se traduce, también, en una pérdida de la elasticidad.

Son varios los tratamientos que ayudan a combatir la aparición de la flacidez de los brazos, pero, si lo que deseas es reducir volumen y retracción cutánea con la menor técnica invasiva y unos resultados rápidos y duraderos, la técnica BodyTite es lo que estás buscando.

¿Qué es el BodyTite?

BodyTite es el tratamiento más avanzado de remodelación corporal mínimamente invasivo. Gracias a su tecnología RFAl (Lipólisis asistida por radiofrecuencia) es posible eliminar el exceso de grasa localizada con un mínimo de tiempo de recuperación, con cicatrices prácticamente invisibles y en una sola sesión.

Antes de comenzar la técnica de BodyTite, el doctor Escariz delimita las zonas del cuerpo que van a ser tratadas y aplica un gel que hará deslizar la cánula externa fácilmente. A continuación, se realiza una pequeña incisión, para introducir una cánula más fina en el tejido adiposo, calentando la grasa hasta licuarla, además de retraer el tejido subdérmico y la piel. Evitando descolgamiento.

Ventajas del BodyTite

Con Bodytite se consiguen resultados similares a los de una cirugía, pero sin cicatrices aparentes, además el tiempo del tratamiento es mínimo y se realiza con anestesia local sin hospitalización, ya que se trata de una intervención ambulatoria. 

Además del efecto tensor en la piel, una de sus mayores ventajas es la rapidez en la que se notan los resultados, ya que son visibles de forma inmediata. Después van mejorando, hasta alcanzar una mejoría completa a los seis meses. Por último, hay que destacar que es un tratamiento indoloro y que no produce sangrado. Tras el tratamiento el paciente llevara una prenda de presoterapia un mes aproximadamente. 

 

Contacta con nosotros si estás interesado en esta técnica de BodyTite y quieres saber si tu caso es candidato, solicita más información.