• Bodytite es la primera tecnología capaz de reafirmar la piel de forma eficaz y duradera
  • Esta tecnología diluye la grasa mientras tensa la piel caída y mejora el contorno y la forma de los brazos
  • A partir de los 50 la piel comienza a notar los signos de la edad. La falta de tono muscular, la pérdida de colágeno y de elasticidad y el aumento de grasa son los principales culpables de su aspecto flácido y caído.

    Hay varios tratamientos que ayudan a combatir la aparición de las conocidas “alas de murciélago”, sin embargo, Bodytite es el más adecuado.

    ¿Qué es el Bodytite?

    BodyTite es la tecnología más avanzada de remodelación corporal y facial. Lo que diferencia a este tratamiento de otros es su capacidad de tensar de nuevo la piel de una forma eficaz, con un mínimo de tiempo de recuperación, sin cicatrices y en una sola sesión. Es una técnica mínimamente invasiva que utiliza tecnología RFAL (Lipólisis asistida por radiofrecuencia) para disolver y eliminar el exceso de grasa localizada.

    Elimina la flacidez de tus brazos

    La piel floja o caída debajo de los brazos es conocida como “alas de murciélago” y resulta muy difícil de eliminar con la dieta y el ejercicio tradicionales.

    La excesiva pérdida de peso, la genética y el envejecimiento natural contribuyen al problema, que tradicionalmente se ha resuelto con procedimientos quirúrgicos invasivos que dejan cicatrices y no consiguen restaurar en su totalidad el contorno de las zonas en las que se aplican.

    BodyTite es lo último en tratamientos sin cirugía para conseguir la retracción de la piel de los brazos y ofrece resultados firmes y esculpidos sin ninguna cicatriz.

    Se realiza con anestesia local y utiliza la liposucción asistida por radiofrecuencia (RFAL), que diluye la grasa mientras tensa la piel caída y mejora el contorno y la forma de los brazos.

    ¿En qué consiste el procedimiento?

    Antes de la cirugía, un cirujano examinará al paciente y marcará las zonas de los brazos donde se necesita el tratamiento. Los sitios señalados se limpian y se preparan para recibir la anestesia, que duerme el tejido graso cercano.

    Se hace una pequeña incisión en el brazo, donde se introducen la sonda de radiofrecuencia BodyTite y la cánula. La energía de radiofrecuencia fluye desde la cánula interna hasta el electrodo en la superficie de la piel. Una vez que la grasa se ha licuado, la cánula extrae la grasa mientras la piel se alisa y se tensa desapareciendo así las odiosas “alas de murciélago”.

    Recomendaciones post tratamiento

  • Utilizar bandas compresoras durante al menos un mes para ayudar a que la retracción de la piel sea más completa.
  • Realizar ejercicio de aumento muscular
  • Someterse a masajes de drenaje linfático o presoterapia
  •  

    Si quieres más información o tienes cualquier consulta no dudes en contactarcon nosotros y contarnos tu caso, te aconsejaremos.