Existen multitud de diseños y materiales para implantes faciales.

Casi todas las prominencias óseas presentan un implante que las imitan, mejoran o hacen más notables.