La actividad del músculo orbicular de los labios, junto con la pérdida de volumen del labio, produce una serie de cambios y arrugas de diferente profundidad que popularmente se conocen como el “código de barras”.

Se tratan mediante varias técnicas pudiendo combinar algunas entre ellas:

  • Rellenos
  • Dermoabrasión
  • Láser