¿Qué es la rinoplastia y rinoseptoplastia?

La rinoplastia es la intervención que modifica la nariz con el propósito de conseguir un mejor resultado estético y en ocasiones también funcional. Un exceso de caballete, estrechar la punta o corregir una malformación del tabique para una correcta respiración (rinoseptoplastia).

¿En qué consiste la técnica?

La rinoplastia corrige los cartílagos y huesos de la nariz, dándoles la forma deseada sin necesidad de tocar la piel por fuera, ya que esta de adapta fácilmente a su nueva forma como si fuese un guante. Es una de las pocas cirugías que no dejan cicatrices, ya que todas las incisiones se hacen en el interior de la nariz a través de los orificios nasales. En algunos casos es necesario una incisión externa, que se realiza en la base de la nariz, quedando una pequeña cicatriz que con el tiempo es prácticamente imperceptible. A esta técnica se llama rinoplastia abierta, en la que el Dr. Pérez-Escariz posee amplia experiencia.

Preparación

Recomendaciones

Hidratar muy bien el interior de la nariz, para conseguir una pronta cicatrización.

Realizar unos masajes de drenaje para acelerar la bajada de la inflamación.

Si se usan gafas, es aconsejable esperar a que el proceso inflamatorio baje, para evitar que se queden marcadas en la nariz.

¿Es necesario estudio preoperatorio?

Sí, para este tipo de cirugía es obligatorio. Es necesario valorar el estado del paciente antes de la cirugía.

¿Qué anestesia sería?

Es muy variable, según los pacientes, ya que no hay una norma. En ocasiones se puede realizar con anestesia local y sedación, lo más habitual es realizarlo con anestesia general.

Indicaciones

¿En qué ocasiones está indicada esta cirugía?

Cuando el aspecto estético de nuestra nariz no nos complace por tamaño o forma y queremos adecuarlo al resto de la cara buscando una armonía facial. También existen problemas funcionales, como una desviación del tabique que nos impide una correcta respiración, en ese caso la cirugía se denomina rinoseptoplastia.

En mi caso, ¿Esta es la cirugía apropiada?

Si coincides con casos citados en el punto anterior, eres un buen candidato para estudiar el tratamiento de una rinoplastia.

Ventajas sobre otras técnicas

Desgraciadamente no hay una técnica alternativa que solucione los problemas referidos aunque sea parcialmente.

Recuperación

Tiempo de convalecencia

Para evitar sangrado, al finalizar la cirugía se coloca un taponamiento que se retira a las 24-72 horas (cada vez son menos los casos en los que utilizamos taponamiento) y una férula de sujeción que protege la nariz, esta se retira alrededor de la semana de la intervención. El/la paciente podrá hacer vida normal a partir de ese momento, evitando golpes o movimientos bruscos de cabeza.

¿Cuándo se empieza a ver resultados?

Al levantar la férula de sujeción en la primera semana, es normal que la nariz aparezca inflamada aunque, gracias a esta férula evitamos que la situación sea mayor. Pueden aparecer hematomas faciales, que irán remitiendo en la primera quincena tras el tratamiento.

Visitas posteriores. Revisiones

La primera visita se realiza entre las 24-72 h para retirar el taponamiento (en caso de ponerlo), la siguiente a la semana tras la intervención para levantar la férula. Durante el primer mes, el seguimiento es muy exhaustivo. Las siguientes revisiones son a los tres y seis meses, hasta llegar a la revisión del año, donde se considera el alta médica al paciente.

El día después

¿Debo seguir algún tratamiento postoperatorio?

Es conveniente proteger el interior de la nariz, ya que todo el tratamiento se realiza dentro de esta. Para aliviar la inflamación se aconseja no estar tumbada muchas horas y se recomendarán unos masajes, que el propio Dr. Pérez Escariz enseñará a el/la paciente.

El día después

¿La intervención la realiza el cirujano de las consultas previas y posteriores?

Sí, el Dr. Pérez Escariz, sigue a cada paciente desde la primera consulta hasta la fecha de alta, pasando por la intervención. Eso permite cuidar la comunicación médico-paciente y ayuda a conseguir su máxima satisfacción.

¿Dónde se realizan las intervenciones?

En centros hospitalarios, totalmente equipados y preparados con las mejores medidas de seguridad.

¿Notaré la piel de la nariz dormida?

Puede que esto ocurra al principio, hasta que esta se recupere y se adapte a su nueva forma, en un periodo de aproximadamente 20-40 días la piel irá recobrando su sensibilidad.

¿Cuál es la edad ideal?

No hay una edad ideal, los huesos, cartílagos y demás estructuras nasales están formadas perfectamente a partir de los 16-17 años, aunque se recomienda esperar como mínimo a los 18-19 años para realizar este tratamiento.