A continuación se enumeran algunas recomendaciones para afrontar la intervención de la forma correcta.
Deberá seguir en todo momento las recomendaciones e instrucciones de su médico, que las adaptará a su caso concreto.

ANTES DE LA INTERVENCIÓN

Medicaciones. Algunas medicaciones pueden interferir con la anestesia o causar efectos secundarios indeseables como sangrado o hematoma. Evite tomar aspirina u otros anti-inflamatorios similares al menos dos semanas antes de la intervención y dos semanas después. Puede emplear en su lugar Paracetamol. Evite también tomar Vitamina E y Ginko-Biloba.

Por favor consúltenos previamente antes de recibir cualquier medicación que no tome normalmente o que no haya comentado ya con el Doctor.

TabacoNo deberá fumar al menos dos semanas antes y dos semanas después de la intervención. El tabaco disminuye considerablemente el riego sanguíneo de la piel y puede interferir seriamente con el proceso de cicatrización e incluso producir pérdidas cutáneas. Si puede, no fume.

Acompañantes. Deberá disponer de alguien que le acompañe durante las primeras horas después de la intervención y que le pueda llevar a casa tras el alta médica.

Higiene. Los jabones antisépticos continúan eliminando gérmenes durante horas después del lavado. Deberá ducharse con este tipo de jabón la noche previa a la intervención o incluso en la Clínica si va a ingresar, asegurándose de lavarse la cabeza y todo el cuerpo.

Si desea depilarse, hágalo al menos cuatro días antes de la intervención. No se afeite salvo en las zonas que lo hace rutinariamente ya que el afeitado puede producir pequeñas infecciones en los folículos pilosos. No lleve las uñas pintadas.

Prendas. Muchas intervenciones requieren la utilización de prendas (fajas, sujetador, cintas) que permiten la compresión de la zona tratada. Dado que la prenda se coloca inmediatamente después de la intervención, es conveniente que la adquiera previamente, de acuerdo con nuestras instrucciones.

Ayuno. No deberá comer ni beber nada (no tomará ni agua) desde 6 a 8 horas antes de la cirugía o a la hora que se le indique.

 

EL DÍA DE LA INTERVENCIÓN

Higiene. Deberá ducharse por la mañana con jabón antiséptico. Esta será al menos la segunda vez que lo haga con este tipo de jabón. Tome especial cuidado en las zonas donde se va a realizar el tratamiento.

No se aplique cremas hidratantes, maquillaje o perfume después del lavado.

Cepíllese los dientes como de costumbre.

Vestimenta. Conviene que vista con comodidad, con prendas holgadas que tengan botones o cremallera para abrochar por delante sin tener que meter por la cabeza. Traiga unos calcetines calientes y las medias de compresión. Además de estas medidas, recién operada es bueno realizar ejercicios de piernas (“la bicicleta”) mientras permanece en la cama o bien que su acompañante le masajee las pantorrillas. Por favor no lleve joyas u objetos de valor, reloj, peluca u horquillas.

Lentillas. Si utiliza lentes de contacto, traiga un envase para depositarlas ya que deberá retirárselas previas al tratamiento.

 

DESPUÉS DE LA INTERVENCIÓN

Medicación. Deberá tomar la medicación que se le indique según las recomendaciones del informe de alta. Estas incluyen un analgésico para aliviar el dolor y según el caso pueden incluir un antibiótico, antiinflamatorios o sedantes suaves para mejor conciliar el sueño las primeras noches. Procure tomar la medicación después de las comidas ya que algunos medicamentos pueden irritar el estómago o añadir un “protector” gástrico tipo Omeprazol. No deberá tomar aspirina o medicaciones similares durante dos semanas después del procedimiento.

Malestar y fiebre. Si se encuentra con un excesivo malestar o presenta una subida de su temperatura corporal superior a 38ºC, por favor comuníquenoslo de inmediato.

Alimentación. Generalmente no existen restricciones dietéticas después de la intervención y podrá realizar una dieta normal después de pasadas unas horas de la intervención.

Después de determinadas intervenciones (liposucción, abdominoplastia…) deberá seguir una dieta baja en triglicéridos durante un mes, solicítenosla.

Líneas de contacto. Deberá evitar el uso de lentes de contacto durante al menos 3 días después de intervenciones faciales.

Maquillaje y depilación. No deberá utilizar maquillaje en zonas con incisiones al menos dos días después de que se hayan retirado las suturas. Del mismo modo deberá evitar cualquier método de depilación o afeitado al menos dos días después de retirados los puntos.

Ejercicio y actividad física. Comience a caminar en cuanto pueda. La actividad puede reanudarse de forma casi normal a partir del segundo o tercer día según el tipo de intervención. Si va a estar en reposo (aunque sea relativo) o es mayor de cuarenta años, debe ponerse unas medias de compresión media. Si no, consulte con el Cirujano una alternativa.

Evite ejercicios o actividades bruscas durante al menos dos semanas después de la intervención, así como actividades que conlleven cargar peso o ambientes calurosos.

Exposición solar. Recuerde que es importante no exponer las heridas ni hematomas al sol durante al menos, los primeros seis meses tras la operación. Deberá utilizar cremas de protección solar.

Estado de ánimo. Evite situaciones que puedan excitarle o alterarle ya que podría producirse una subida de tensión que aumentaría el riesgo de sangrado.

Es relativamente frecuente que atraviese un breve y ligero decaimiento en su estado de ánimo o una excesiva ansiedad durante los días siguientes a su intervención. Esto suele ocurrir mientras su cuerpo se adapta a los cambios que se están produciendo.

Puntos de sutura. Los puntos se retiraran en consulta entre cuatro y siete días después de procedimientos faciales y entre siete y veinte días en procedimientos corporales. En ocasiones y según el procedimiento se utilizarán únicamente suturas internas que no será necesario retirar. El Doctor le informará adecuadamente, indicando cuando deberá acudir a revisión.

Cambios de la sensibilidad. Después de la intervención es probable que note cierto grado de “acorchamiento” o disminución de sensibilidad en las zonas tratadas. Esto se produce a consecuencia de la disrupción de pequeñas fibras nerviosas. La sensibilidad deberá normalizarse con el tiempo.

Para tratar las cicatrices. Solemos tratarlas con «Láminas de Silicona». Eso es a partir de la cuarta semana, cuando ya no hay heridas, ni humedad (Preguntar referencia y Código Nacional), alternando con las cremas oportunas.