Una vez realizada la cirugía de aumento de mama en la que se han colocado prótesis, en el primer año se realizan una serie de revisiones que generalmente se planifican para el primer mes, el tercero, el sexto y al cumplirse un año. Transcurrido un año de la intervención de aumento de mama se da el alta a la paciente aunque es un alta relativa, ya que exige unas revisiones de prótesis que se aconseja se realicen cada cinco años.

Es conveniente acudir entonces al cirujano plástico para que evalúe el estado de las prótesis y verifique que no existe ninguna situación anómala y, en caso de tener dudas, se realice una Resonancia Magnética.

Todas aquellas mujeres que se hayan sometido a una cirugía de aumento de mamas hace más de 15 años, los cirujanos plásticos aconsejamos que las revisiones de prótesis de mama se realicen cada dos años ya que es cuando empieza a haber una mayor probabilidad de ruptura de prótesis mamaria.

Está establecido que la durabilidad de una prótesis de mama se sitúa entre los 15 y los 25 años aunque, como es lógico, dependerá de la actividad que realice cada mujer. Aquellas que realizan poca actividad física tendrán un menor deterioro de las prótesis mamarias, mientras que las mujeres con una actividad física más intensa la durabilidad del implante mamario es menor ya que se produce un mayor desgaste. 

¿En qué consiste una revisión de prótesis de mamas?

Lo más importante es que la paciente se sienta a gusto con el resultado de su intervención de aumento mamario  y durante las revisiones se evalúan aspectos como la firmeza de la piel, la posición del pecho, la movilidad, la morfología y la existencia de posibles molestias.

En caso que exista alguna duda sobre el estado de la prótesis mamaria, es importante realizar una ecografía ya que es la prueba que nos puede aportar información sobre si existe una ruptura. Pero lo que sí es obligatorio es que, en caso de existir alguna sospecha de ruptura de implante mamario, se realice una Resonancia Magnética ya que es la prueba con más sensibilidad para diagnosticar una ruptura de la prótesis.

La revisión de prótesis mamaria es rápida ya que acudiendo al cirujano plástico, en cinco minutos, se realiza una primera valoración. Lo importante es invertir algo más de tiempo en realizar la prueba diagnóstica mediante ecografía o Resonancia Magnética ya que son pruebas que resultan imprescindibles para la detección de posibles roturas de implante mamario.

 


Ante el comunicado a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) de que el Organismo Notificado Francés GMED no ha renovado los certificados de marcado CE para implantes mamarios y expansores tisulares de superficie texturada (Microcell y Biocell), fabricados por Allergan, queremos compartir con los pacientes la información que nos han  transmitido desde la compañía:  “Allergan presentó su recertificación para estos productos en agosto de 2018. El viernes 14 de diciembre de 2018, GMED les notificó que no se había completado la revisión de rutina y la renovación de su marcado CE para implantes mamarios texturizados y expansores tisulares. Como resultado, el marcado CE para estos productos de implantes texturizados expiró el 16 de diciembre de 2018. La compañía respalda la seguridad de los productos y continuará trabajando en este asunto con GMED y, si fuese necesario, presentará una apelación. Hasta que esta situación se resuelva, Allergan ha detenido la venta de estos productos en aquellos países que requieren marcado CE, con fecha efectiva lunes 17 de diciembre de 2018.”

Tanto AEMPS como Allergan recomiendan en la actualidad que "las pacientes deben seguir sus revisiones periódicas y en el caso de que experimenten problemas de salud y crean que pueden ser debidos a su implante, deben acudir a su médico siguiendo las pautas de conducta habituales".

Desde el equipo de Dr Escariz queremos transmitir a nuestras pacientes que estamos a su total disposición para cualquier consulta o duda que les pueda surgir a este respecto.